recent shows
  • Wayka
  • De náuseas, exhibicionismo y demostraciones de amo...
  • Las relaciones y las longitudes de onda.
  • El club de los 7
  • Batman ascendió pero no Nolan
  • La despedida
  • ¿Chancleta o sandalia? Ni es lo mismo ni es igual
  • Yo no me llamo 11
  • Yo no me llamo 10
  • Yo no me llamo 9

  • Step Back
  • noviembre 2005
  • diciembre 2005
  • enero 2006
  • febrero 2006
  • marzo 2006
  • abril 2006
  • mayo 2006
  • junio 2006
  • julio 2006
  • agosto 2006
  • septiembre 2006
  • octubre 2006
  • noviembre 2006
  • diciembre 2006
  • enero 2007
  • febrero 2007
  • marzo 2007
  • abril 2007
  • mayo 2007
  • junio 2007
  • julio 2007
  • septiembre 2007
  • octubre 2007
  • noviembre 2007
  • diciembre 2007
  • enero 2008
  • febrero 2008
  • marzo 2008
  • abril 2008
  • mayo 2008
  • junio 2008
  • julio 2008
  • agosto 2008
  • septiembre 2008
  • octubre 2008
  • noviembre 2008
  • diciembre 2008
  • enero 2009
  • febrero 2009
  • marzo 2009
  • abril 2009
  • junio 2009
  • septiembre 2009
  • octubre 2009
  • noviembre 2009
  • diciembre 2009
  • enero 2010
  • febrero 2010
  • marzo 2010
  • abril 2010
  • mayo 2010
  • junio 2010
  • julio 2010
  • septiembre 2010
  • octubre 2010
  • noviembre 2010
  • diciembre 2010
  • febrero 2011
  • marzo 2011
  • abril 2011
  • mayo 2011
  • diciembre 2011
  • enero 2012
  • junio 2012
  • septiembre 2012
  • noviembre 2012
  • diciembre 2012
  • octubre 2013

  • credits
    layout: detonatedlove♥
    pictures: ohhspontaneityy
    stocks: _excentric_
    diciembre 29, 2009   08:12

    Yo debo confesar que desde la primera vez que oí esta canción lloro. No es la mejor de él, ni la más exitosa o el hit de ventas, NO. Es para mí, la más conmovedora, es la apertura de su corazón, es su vida cantada en una canción, es profesar a su padre que lo amaba a pesar de haber sido quien fue, de haberle temido y de haber sido rechazado por él.

    Ser el hijo ARTISTA del GRANDIOSO Miguel Dominguín no debió ser fácil, creciendo bajo la sombra de su padre y bajo su trueno tal cual Zeus. Esta canción es una bella dedicación a su padre, por eso es la que más me conmueve.

    "Veo el océano y me pierdo, veo el océano y no sé, tan increíblemente grande tan inmenso, tan RESPETABLE que no navegaré"

    Etiquetas: , , ,





    diciembre 25, 2009   21:22

    Las comparaciones son odiosas, odiosísimas cualquiera que éstas sean, al igual que las listas, uno siempre termina dejando algo o alguien por fuera y metiendo a unos que nada que ver.

    Hay un tema que particularmente me tiene molesta porque se le ha dado tanto palo y tiene que ver conmigo directamente que ya me llené de hastío, además del hecho de que algunos me han dado mucha cantaleta al respecto. Se trata del tema Bogotá-Cali.

    Nací y viví 12 años de mi vida en un pueblo; una vida sencilla lejos de cualquier pretensión, lujo o afán consumista. Crecí oyendo la música que se oía en mi casa porque además de las noticias, nada más se oía en la radio (por eso yo no escucho emisora). Mis diversiones, ir a tertuliar a la casa de mis amigas, ir al río, echar dedo hasta San Agustín o hacer lunadas o pijamadas en la casa o finca de mis amigas. Mis diversiones en solitario: leer, ver tv y oír música...pero sobretodo leer..ah y hacer el crucigrama del domingo con mi abuela. Que si tuve contacto humano...si, mucho y no hacía falta un motivo, la sola idea de querer vernos para "parchar" estaba bien. Hablábamos mucho por teléfono y cuadrábamos en cualquier parte, porque en Pitalito no habían (hay) cines, centro comerciales, parques, cafés y esas cosas que hay en las grandes ciudades. La vida sencilla, donde uno conoce al vecino y lo llama por "vecino", donde jamás tomé el bus y a la gente aún la tratan con respeto.

    Llegué a Cali, la llamada sucursal del cielo. No voy a decir que Cali es la panacea porque no lo es, pero tiene mucho de bueno, al menos para mí y por la vida que he tenido. Cali simplemente es un Pitalito grande (claro, con todo lo que implica que sea más grande). Yo no sé qué hubiera pasado si en lugar de haber estudiado la universidad en Cali hubiera sido en Bogotá como siempre lo pensé, la historia sería otra claro y a lo mejor mi carácter y forma de ser también, vaya uno a saber; lo que sí sé es que la vida lo pone a uno donde tiene que estar y aunque nunca imaginé que viviría en Cali y a pesar que la adaptación fue difícil, creo que la vida no pudo haber hecho mejor elección.

    Cali también tiene la vida sencilla; su gente es muy amable, se vive con poco, las distancias son cortas y el clima es una bendición. En Cali tuve la mejor época de mi vida: me enamoré por primera vez, tuve amigos irremplazables, bailé cada fin de semana como si fuera el último de mi vida, comí y bebí hasta el hastío, también me emborraché por primera vez con consecuencias olvidables, tuve aventuras, supe que podía ser feliz conmigo misma y aprendí a vivir con tan poco dinero de una manera casi lujosa. Eso no se olvida y lo llevaré conmigo por el resto de la vida. Gocé la vida con gozo limpio y puro, caminé y caminé buscando y encontrando cosas maravillosas, hice amigos, también enemigos, reí casi hasta desmayarme y fuí feliz. Cali simplemente me dio la oportunidad de ser lo que soy, de rescatar todo aquello que yo era pero que dormitaba a la espera oportuna de salir y decir ¡Aquí estoy! En parte Cali es la artífice de lo que soy y además me encanta. Yo creo en la energía y las ciudades tienen la suya y la de Cali definitivamente lo hace sentir a uno vivo, no importa cómo pero uno siente como si tuviera la vida entera en las manos (o eso es lo que me pasa a mí)

    También tiene sus bemoles, la tasa de homicidios, de inseguridad y violencia familiar es muy alta, la gente aún mantiene el ritmo de un pueblo y eso torpedea todas las actividades y además la hace confianzuda, de 8am a 4pm hace un calor que hace que uno huela mal y hay miles de cosas que uno se pierde porque simplemente en Cali no se tiene acceso a ellas (aunque yo consumí cultura como una loca, porque o era barato, o gratis o me invitaban o...alguna manera me inventaba para ir...y además iba, iba sola, caminaba, encontraba gente, charlaba, flirteaba y era suficiente para mí...no quise más) porque aún es una ciudad muy pequeña y además, el público caleño es una mierda (aunque esto no es exclusivo de Cali, en Bogotá también pasa lo mismo porque me lo pillé) salvo en el Festival de Petronio Álvarez donde la comunidad afrocolombiana no deja de moverse.

    Y sin embargo fui feliz, tengo tantas añoranzas sobretodo de la gente, de esa con la que me veía casi a diario, con la que disfrutaba de una cerveza en cualquier parte (y barata) de las charlas, del humor, del sabor, de las cosas simples...de las mismas que yo había tenido.

    Y viene Bogotá, la que Germán llama ciudad de furia. Pero Bogotá viene por una decisión personal, yo tomé la decisión de partir de Cali en busca de mejores oportunidades (que ahora no estoy muy segura de ese concepto). Cali fue la etapa universitaria, de la cosa relajada y fresca, de la rumba, los amigos, los amores y desamores, la aún laxa vida que un ser humano puede disfrutar. Pero esa etapa ya había pasado y yo tenía que pensar en otra cosa, en mi futuro laboral, personal y Cali no me ofrecía esas oportunidades, al menos no las que yo quería y pues la etapa del romanticismo clásico estaba pasando y yo no podía quedarme en el eterno sueño, tenía que vivir, volver a la realidad y vivirla, fue así como decidí viajar a la capital a por lo que quería.

    Debo decir que ha sido duro, nada de lo que he soñado ha sucedido, mis expectativas laborales, personales y de otra índole no se han cumplido y además me ha cambiado la percepción de algo que yo creía era lo último en guarachas. Y volvemos, Bogotá es Bogotá, es una ciudad cosmopolita que se mueve al ritmo de la modernidad, tiene de todo y para todos los gustos. También es cierto que es la plaza laboralmente hablando más grande y la oportunidad de trabajo es mayor, aunque no hablo de excelentes trabajos, hablo de trabajo y punto. Mientras usted se muere de hambre en su pueblito, muy probablemente en Bogotá encuentre trabajo detrás del mostrador de alguna cosa, eso al menos le da para sobrevivir.

    Sin embargo, ahora que lo medito bien, no sé qué tanto de eso que Bogotá me ofrece a mí me interese del todo. Me ofrece cultura sí, pero lo intenté y sola me da una mamera única salir y como todo, las cosas buenas son muy costosas o para un público selecto. Ofrece comida de gran variedad, pero es costosa y el bolsillo no aguanta. El clima no me gusta pero es manejable. Lo que en realidad no me gusta de Bogotá es su agresividad y la de las personas que aquí viven. Es literalmente una selva de cemento. La gente vive en solitario, casi no se interactúa porque no hay tiempo (y porque tampoco aprendieron, qué tristeza) no hay tiempo para detenerse a pensar en el otro porque cada uno debe resolver sus propias cuitas, la ciudad es muy competitiva, la gente muy falta de solidaridad, es tan tiesa, sin una gota de humor, tan clasista y obtusa y sumidos en su creencia de que todo aquello que no es Bogotá es fo! Pero lo que más me molesta es que hay una alimentación constante y agresiva al consumismo y la gente se desborda en él, aún cuando apenas si gane para lo necesario. La marca, el sitio, el precio determinan mucho y clasifican y la clase media siempre "wanna be" querrá estar del mejor lado, del de arriba.

    En definitivas el ser humano, no es humano, es un autómata en busca de lo políticamente correcto, trabajar, organizarse, comprar una casita (ojalá de la 72 pa'l norte y de la Caracas pa'rriba), casarse y tener bien a su flia, darse un viajecito (Costa Caribe, Centroamérica, E.U o Europa) y eso no tiene ningún sentido, no vale la pena...¿para qué una vida así? Al menos no para mí. Por eso ahora me cuestiono lo que en realidad quiero, lo que es importante para mí (no para la sociedad porque así está establecido) si es cierto que por estar aquí voy a estar mejor que los que no lo están, porque mis valores y los de la ciudad son incongruentes.

    Sin embargo, voy a empezar a estudiar en la U que quiero porque en Cali estaba segura que no quería hacerlo (no sé qué implica eso y cuánto me vaya a costar pero sé que es mucho). Sé que también hay muchas cosas por descubrir que son maravillosas, como por ejemplo personas, las he conocido, también sé que hay lugares y eventos que se salen de todo aquello que yo tanto odio, lo que sucede es que no son muy visibles y yo tampoco es que haya buscado mucho, pero debo hacerlo, estar más abierta y buscar lo que quiero y no dejar que aquello que me molesta me encuentre.

    Como sea, estoy aquí, acostumbrándome aunque aún no muy feliz, pero eso no quiere decir que haya aprendido a vivir aquí, de lo contrario ya me hubiera vuelto una desquiciada completa y por favor NO LE DEN MÁS AL TEMA!!! En serio que el asunto empieza a molestarme y como sigan con ello, yo seré más radical aún hasta que terminemos agotándonos.

    Ninguna de las 3 ciudades dejará de ser lo que es, con sus pros y contras y con lo que cada una tiene para ofrecer, la elección es de cada quién a qué le apuesta y a qué no, con cuál se queda y por cuáles razones, sin que eso le reste importancia, cariño, nostalgia, apego o respeto a la otra. Cada lugar es distinto, pero también a cada lugar se llevan recuerdos y uno siempre tendrá consigo los mejores y añorará aquellos en donde se fue feliz con aquellos con quien se fue feliz. Y yo por ahora, volveré siempre a Cali, aún así decida que por ahora no quiero vivir en ella, volveré por todo lo que ella significa para mí en este momento, por lo que fue a pesar de que yo sé que ya no está ni estará más, porque ahí estuvo todo aquello que hizo de mí lo que hoy soy y muchas de ellas fueron las cosas simples.

    Etiquetas: , , , ,





    diciembre 22, 2009   16:40


    Urania es una de las musas engendradas por Zeus y Nmemosine. Gracias a sus virtudes proféticas, las musas son cantoras divinas capaces de inspirar todo arte, narrar el presente, el pasado y el futuro. Las musas son puentes entre lo humano y lo sublime, por eso cada acto poético conectado con la palabra inspirada llega a develar el conocimiento de lo eterno.

    La inspiración es ahora un canal disponible que debes sintonizar y esto significa estar atenta a lo que te rodea, permitirte el silencia para que la naturaleza y las pequeña cosas te hablen, y puedas despertar en esa comunicación el sentido poético de los instantes para convertirlos en proyectos, acciones o sencillamente en un puro momento de felicidad.

    Es tiempo de vivir la magia de la inspiración, tiempo de encarnar a la musa, de dejarte inspirar e inspirar a los demás proyectando tu propio encanto, tu propia conexión.

    Etiquetas: , ,







    wilkommen
    Bienvenidos sean todos a mi casa, la que también es de ustedes. Pasen, sigan, siéntense o acomódense donde quieran, donde más les plazca. Eso sí, recuerden que ésta es la casa de una Bailarina, por lo que el espacio más grande, hermoso y agradable es el salón de baile. Ahí, es donde paso la mayor parte del tiempo, sola o acompañada, donde soy feliz.
    LET'S COME IN, LET'S GO DANCE

    all about moi
    A little bit of narcissism won't hurt, and vanity isn't a sin.

    Una negra disfrazada de blanca, gitana por azar, nueva economista, nostálgica, melancólica, irremediablemente terca, complicada y compleja, ambivalente, acuariana según el horóscopo, amante compulsiva del blues el jazz y el bossa, bailarina innata y bailarina de salsa casino, en exceso sensible, derretida por un chocolate y un vino tinto, cantante e imitadora por hobby y alguien que empezó hace algún tiempo a descubrir quién era en realidad....

    My favorite things
    Bailar, bailar salsa casino, leer, escuchar música, cantar, hacer teatro, ir a eventos culturales, hablar basura con las personas que quiero, tener momentos a solas que me permitan interiorizar, disfrutar al lado de mi familia y estar en la red, el cine, mis amigos, los hombres, el sexo, la sexualidad, el arte...el cuerpo

    The Breath of Other
    tagboard here (where to get one)

    DEJA TU HUELLA AQUÍ




    Thanks
    designer   DancingSheep
    resources   + +
    Blogskins