recent shows
  • Yo no me llamo 11
  • Yo no me llamo 10
  • Yo no me llamo 9
  • Yo no me llamo 8
  • Yo no me llamo 7
  • No debería insistir más...ya me tenían reemplazo d...
  • "Creo que la humanidad nación del conflicto. Quizá...
  • Extraña rareza
  • Debo hacerlo público: he caído rendida de amor por...
  • Vea usté la curiosidá, si le pido no hay tiempo, s...

  • Step Back
  • noviembre 2005
  • diciembre 2005
  • enero 2006
  • febrero 2006
  • marzo 2006
  • abril 2006
  • mayo 2006
  • junio 2006
  • julio 2006
  • agosto 2006
  • septiembre 2006
  • octubre 2006
  • noviembre 2006
  • diciembre 2006
  • enero 2007
  • febrero 2007
  • marzo 2007
  • abril 2007
  • mayo 2007
  • junio 2007
  • julio 2007
  • septiembre 2007
  • octubre 2007
  • noviembre 2007
  • diciembre 2007
  • enero 2008
  • febrero 2008
  • marzo 2008
  • abril 2008
  • mayo 2008
  • junio 2008
  • julio 2008
  • agosto 2008
  • septiembre 2008
  • octubre 2008
  • noviembre 2008
  • diciembre 2008
  • enero 2009
  • febrero 2009
  • marzo 2009
  • abril 2009
  • junio 2009
  • septiembre 2009
  • octubre 2009
  • noviembre 2009
  • diciembre 2009
  • enero 2010
  • febrero 2010
  • marzo 2010
  • abril 2010
  • mayo 2010
  • junio 2010
  • julio 2010
  • septiembre 2010
  • octubre 2010
  • noviembre 2010
  • diciembre 2010
  • febrero 2011
  • marzo 2011
  • abril 2011
  • mayo 2011
  • diciembre 2011
  • enero 2012
  • junio 2012
  • septiembre 2012
  • noviembre 2012
  • diciembre 2012
  • octubre 2013

  • credits
    layout: detonatedlove♥
    pictures: ohhspontaneityy
    stocks: _excentric_
    enero 29, 2012   13:43

    Hace mucho tiempo que no escribo en el salón de baile. Como lo había dicho antes, twitter abrió el espacio para poder decir mis ideas en solo 140 caracteres y de forma más inmediata, sin tener que elaborar mucho la idea y sobre todo sin tener que tomarme mucho tiempo para desarrollarla y escribir. Pues bien, esta vez el tema que me hace volver es un asunto de moda, no porque trate de dirimir algo, sino porque me pareció divertido poder escribir cuál es para mí el uso adecuado de las chanclas y las sandalias, luego de una pequeña confusión que sospecho existe entre los dos términos, en especial para el habitante del clima frío.

    Lo primero que quiero decir es que son dos cosas diferentes. La chancla o para ser correctos idiomáticamente hablando la chancleta, es el calzado totalmente descubierto sin tacón y de suela ligera, generalmente hecha de plástico u otro material impermeable (guerrero) que se usa en la casa para descansar, ducharse etc. La sandalia también es un calzado descubierto pero con una suela más dura, mejor dicho con suela, o mejor, la sandalia es pura suela llena de cintas o correas que la amarran y que puede tener tacón o no y que a diferencia de la chancleta tiene usos externos al hogar.

    En cuanto al uso de estos calzados, debo decir que la chancleta (chancla de ahora en adelante) se lleva única y exclusivamente al interior del hogar. Es un calzado sumamente informal (y hay que decirlo, feo) para andar exhibiéndolo en la calle a los ojos del público desprevenido y de paso andar exhibiendo las garritas mal cuidadas; la chancla NO es vestidora porque no se hizo para eso y en general no combina con nada (ni siquiera con la pijama), así que si usted no quiere salir como un matacho a la calle hágase un favor, NO USE la chancla fuera del sagrado recinto de su hogar. Quiero dejar totalmente en claro que esto es válido tanto para hombres y mujeres en tierra caliente, fría o templada y para cualquier ciudad o municipio ya sea llanero, costero, andino, pacífico u Orinoco. Conclusión, a la calle NO SE SALE en chanclas; y como usted ya puede sospecharlo si eso se ve feo en clima caliente, hacerlo en clima frío le daría cadena perpetua por su falta de estética y asesinar al buen gusto.

    Probablemente muchos de ustedes alegarán que cuando uno está de vacaciones y que la costa y el calor y bla, bla, bla. Déjenme decirles que en los pueblos de clima caliente, las personas no usan chanclas para salir a la calle, o sea, no salen a trabajar en chanclas, ni van a las reuniones de padres de familia en chanclas ni van a hacer compras en chanclas; en general no usan su ropa de vestir con la que salen al mundo exterior con chanclas. Las mujeres probablemente usen sandalias, zapatos destalonados, los conocidos “ojo de pescado” o bailarinas y los hombres usan zapatos, de los cerrados, o mocasines o con cordón o de material o lo que sea pero zapato cerrado. ¿O acaso ha visto usted a algún hombre con un trabajo formal usando chanclas en él? Probablemente el caso de las vacaciones en las costas sea una excepción, pero porque el plan es otro, usted es un foráneo que está de vacaciones y va del hotel a la playa y viceversa lo que le da alguna “licencia” para irse a “chancletiar” a la calle/playa, aun cuando para mí no deja de ser un tanto desagradable el asunto, porque para eso están las “sandalias de playa” o los zapatos de playa. De todas maneras, los cachacos siempre hacemos el oso cuando estamos en esos lugares porque el asunto de la estética no se nos da y a leguas se nos reconoce porque así como los gringos que vienen a Bogotá se ven sumamente mal, ridículos y hasta ingenuos con sus vestiditos, bermudas y CHANCLAS!!! porque esto es el trópico, nosotros nos vemos de la misma forma en las costas porque…es que es la costa y estamos vacacionando.

    Tanto en Pitalito como en Cali la gente usa zapato destapado (sí señor, hombres y mujeres) y ustedes no saben lo desagradable que es verlos en chanclas (tanto a hombres como a mujeres) en cualquier lugar público (banco, restaurante, almacén, supermercado y hasta iglesia). Estéticamente eso se ve feo y la gente se ve mal, se siente que hay una parte de su vestir que se quedó a medias como si hubiera tenido que salir de afán de su casa y no alcanzó a calzarse, como cuando pavimentan una calle y el asfalto no alcanzó y el remate les quedó fatal. Además, para mí, el que alguien decida salir en chanclas a la calle (y no a salir a comprar el pan del desayuno) es un sinónimo de dejadez, de descuido, de que la persona misma se importa muy poco a sí misma y le da igual salir como el coco a la calle (y por supuesto denota su falta de cortesía para con el prójimo desprevenido que debe reparar en su particular calzado que no cuadra con nada.)

    Con la sandalia el asunto es otro y probablemente más exigente y escrupuloso ya que la sandalia sí es un calzado vestidor y diseñado para salir a la calle. Lo primero que hay que tener en cuenta es que sandalias hay de múltiples estilos, colores, formas, tamaños, materiales, diseños, etc. así que elegir la sandalia adecuada al atuendo que se está usando para no quedar como payaso de circo no es tarea fácil (yo me medía cientos de pares tratando de escoger el más adecuado, salvo que hubiera visto unas de las que me hubiese enamorado a primera vista) mucho menos si no se tiene experiencia en el asunto. Lo segundo a tener en cuenta (y que también es bastante difícil) es que a pesar de que la sandalia le “cuadre” con lo que lleva puesto, el diseño es fundamental. Hay mujeres que suelen abusar de las gracias y dones de la sandalia y las usan de plataforma, con dorados o brillantes, llenas de cintas o flores o correas sin regulación alguna y usted tiene que recordar un principio básico del diseño: “more is less”. No todas las plataformas son feas, pero la plataforma no siempre queda bien aunque la sandalia sea una “preciosidá” y aunque quede de maravilla probablemente estar 3 metros por encima del suelo no sea una cosa que a usted se le dé. Lo mismo sucede con los brillantes, cintas y demás, hay que hacer una evaluación concienzuda de cada uno de estos accesorios, teniendo en cuenta además las características del vestido o la ocasión. Si tiene muchas dudas recuerde siempre, siempre que “more is less”, estoy casi segura que este principio vital no le fallará.

    Como puede ver, hasta aquí el uso de la sandalia implica un gran esfuerzo físico y mental y apenas vamos en la selección del calzado. El uso del calzado tiene un esfuerzo mayor ya que llevar sandalias implica impajaritablemente un buen cuidado de los pies, todos ustedes deben saber lo desagradable que es verle los pies mal cuidados a una persona. Pero peor que eso, es realmente traumatizante verle mal arreglados los pies a una mujer que usa sandalias. En Cali a cierto tipo de mujeres les gusta arreglarse las uñas de los pies de una manera particular. Usan las uñas de los pies bastante largas (y si las uñas largas de las manos son un asco yo no quiero hablarle de las de los pies) y con una decoración bastante sui generis además de la paleta de colores usada. Rojo con blanco, o negro con blanco y/o dorado, o rosado, naranja y dorado (cuando no es fucsia), o morado y negro o … cualquier combinación rara, psicodélica o excéntrica que a usted querido lector pueda ocurrírsele porque la verdad he visto de todo…incluido un racimo de plátanos.

    El cuidado de los pies es muy necesario, entre otras cosas porque el uso de calzado destapado los maltrata mucho, resecándolos con mayor facilidad que cuando se usa calzado cerrado y por lo general tienden a mancharse. Pero el cuidado de sus pies no es lo único a tener en cuenta, también debe cuidar del calzado mismo. Como debe suponer la sandalia es un calzado que se ensucia mucho, muchísimo y como generalmente suele tener colores muy claros pues se ve cochino al igual que la persona que lo usa. Así que haga la buena acción del día y por favor cuide sus sandalias, pero sobretodo cuide y arregle bien sus pies ellos y el prójimo que usted frecuente se lo agradecerán.

    Sin embargo, aun cuando usted lleve la sandalia sucia o la garra mal cuidada, nunca nada será peor que la combinación chancla en la calle y garra mal cuidada o mal arreglada. Después de tener que enfrentar un suceso de esos, usted lo único que desearía sería el suicidio asistido.

    Capítulo especial merece la sandalia blanca que combina casi exclusivamente con vestido blanco. Dicen que el blanco y el negro salen con todo, pues déjeme decirle que en cuestión de calzado, el blanco es el más difícil de combinar y de usar. Las sandalias blancas no quedan bien con casi nada salvo que usted lleve alguna prende blanca en su vestir, se ensucian con una facilidad pasmosa y ver una sandalia blanca sucia es lo peor. Si la sandalia es de cuero o algo parecido, el lío está en que se pelan y bueno, ahí sí ni les digo cómo se ve una sandalia pelada. La sandalia blanca tampoco queda bien en cualquier ocasión (como sí sucede con la negra u otra oscura). No es recomendable usarla en eventos formales, salvo que usted esté vestido de blanco y formal, como tampoco es recomendable usarla de noche. Eso sí, si usted logra usar adecuadamente la sandalia blanca, créame que se verá muy bien.

    Por último hablaré de la sandalia en el gremio masculino y debo decir (y esto como una apreciación muy pero muy personal) que la sandalia masculina es una cosa hedionda. Empecemos por decir que al hombre se le negó la oportunidad del uso de la sandalia como una prenda habitual. Ya lo decía antes, no conozco un solo hombre que vaya formalmente vestido y use sandalias (como sí sucede con las mujeres). La sandalia en el hombre está diseñada para su uso informal y aún en estos casos ver a un hombre con sandalias me da espeluznos, pienso en la combinación jean+camisa+sandalia y no termina de cuadrarme, para mí, eso no se ve bien y por supuesto si en la ecuación cambiamos la sandalia por chancla uno puede creer con firmeza en que la profecía de los Mayas es cierta. Ahora, si cambiamos el jean por bermudas la cosa solo empeora y mucho. Mejor dicho, el hombre en sandalia se ve desaliñado y créame muy, pero muy poco sexy (incluso si es Miguel Bosé), salvo que, como lo mencioné arriba, el fulano en cuestión esté en plan de vacaciones en alguna playa paradisíaca o no y llena de turistas igual a él.

    De otro lado, el hecho de que la sandalia masculina sea estrictamente informal hace de los diseños de sandalias para hombre una cosa horrorosa. No sé quiénes sean los que diseñan esa vaina pero pienso que 1) o tienen el sentido del gusto en las rodillas o 2) piensan que el resto de mortales tienen el sentido del gusto en las rodillas. Encontrar sandalias bonitas para hombres es toda una tarea titánica, si usted señor, señora, joven, señorita está muy desparchado, puedo sugerirle que vaya en la búsqueda de una sandalia masculina realmente bonita y decente; esto le tomará mucho tiempo.

    Como me dijo César Mario “mira, aguantar calor con tennis no aguanta”, pues no es justo que los chicos deban padecer pies húmedos debido a la ausencia de sandalias con algo de estilo. Afortunadamente existen opciones, pocas pero existen y que no están del todo mal haciendo lucir en ocasiones al caballero muy elegante y sofisticado y sin tanto colgandejo o pendejada; como siempre nuestro principio básico de “more is less” no nos desampara, y no necesariamente porque la sandalia es para caballero tiene que ser ruda o tosca, puede ser sencilla y fina y verse masculino, a menos claro que el señor sea muy macho para usar esas cosas que se ponen los “mariquitas”, en ese caso entonces sí use esas herraduras que se venden en casi todos los almacenes. Éste diseño particularmente a mí me gusta mucho, eso sí, los requisitos de la sandalia blanca también son válidos en este caso aunque yo estoy hablando del diseño, no tienen que ser ésas necesariamente. Hasta para los rudos hay unos estilitos que a mí personalmente no me gustan pero al menos le da opciones al caballero roquero o “jarlista”. Si usted míster, quiere unas más guerreras y menos vestidoras entonces están las de esta gama que debo confesarlo son mis preferidas, créame que ésas nunca lo defraudarán y usted nunca va a verse mal con unas de esas (claro, teniendo en cuenta los colores estrafalarios de algunas). En cualquiera de estos casos u otros, el hombre no debe olvidar que se deben seguir las mismas normas de higiene y cuidado que he mencionado arriba, ser varonil o “macho” no quiere decir descuido o dejadez, la elegancia, belleza y cuidado personal, no es un asunto de género ni exclusivo de las niñas.

    Así que la próxima vez que use la palabra “chancla” asegúrese que es una chancla real y no una sandalia sin tacón porque ni son lo mismo ni son iguales. Tampoco piense en las sandalias como una prenda de segunda, a todas luces no lo son y saberlas usar y llevar es todo un conocimiento cultivado con los años.

    Etiquetas: , , , ,





    8 comment(s):

    • On 29/1/12 2:23 p.m., Blogger Aretino said...

      Totalmente de acuerdo, acá esta en furor usar chanclas y blancas además q como dices se empuercan de una y se ven no muy pulcras. Pero señorita si cree que la cosa no puede empeorar, si empeoro llegaron los CRO que se usan pa toa vaina y sin un ápice de higiene

       
    • On 30/1/12 1:22 p.m., OpenID barbaramorales said...

      Yo simplemente quiero decir, que morí con esta columna. Nunca me he sentido tan identificada con el tratamiento concienzudo de un tema que es aparentemente banal.
      Devoré el post. Felicitaciones.

       
    • On 31/1/12 6:25 p.m., Blogger Tatiana Luján said...

      De acuerdo con muchas cosas.

      No me gustaron las sandlias de hombre que pusiste, sólo las últimas, pero es porque las sandalias de hombre me parecen un mal necesario. Dudo que haya algunas que me parezcan bonitas.

      No tengo tantos problemas como tú con el uso de la chancla en la calle. Sólo lo he hecho una vez, en un calor infernal que me hinchó tanto los pies que reventé las sandalias que tenía puestas y me tocó comprar la primer chancla que se me atravesó.

      Aparte de la casa, me parece que las chanclas tienen como uso principal ser zapatos para la piscina o la playa. También se pueden usar sandalias, pero tiene mucho más sentido usar chanclas si uno se va a mojar los pies.

      En general, no me choca ni cinco que la gente tenga pinta de turista en las ciudades en que está paseando. No me chocan los gringos en pantaloneta en pleno diluvio bogotano y tampoco la gente de chancla haciendo fila en un banco. Eso sí, sin llegar al extremo de mercar en narizona.

       
    • On 1/2/12 7:21 a.m., Anonymous Daniel said...

      De acuerdo con Tatiana, las chanclas no tienen por qué limitarse al uso del hogar.

      Algunos casos interesantes: alguien trabajando en una empresa formal y en chanclas? Un jovencito multimillonario (ten cuidado, la imagen puede darte erisipela aunque estéticamente sirva para apoyar tus argumentos: http://www.thisismoney.co.uk/money/article-1345319/Dotcom-deja-vu-The-billionaire-flip-flops-investors-offering-vast-sums-internet-firms-shown-profit--doesnt-worryingly-familiar.html )

      La versión gringa de tu artículo: http://gawker.com/5725625/the-rules-for-wearing-flip+flops

      Y, difícil de creerlo, pero fue debate nacional en gringolandia: http://www.cbsnews.com/stories/2005/07/19/earlyshow/living/beauty/main709984.shtml

      Me gustó esta frase: "I think the old adage is true: Men dress for women, women dress for other women. So that when women are saying 'Manolo Blahniks,' men are just thinking blah, blah, blah."

      Gracias por compartir tu arti-culito :-)

       
    • On 4/2/12 11:39 a.m., Blogger Cafè said...

      Sea como fuera siempre es mejor el pie descalzo.
      Buen blog!

       
    • On 26/6/12 7:36 p.m., Blogger baduljp said...

      Son un calzado que no solo considero apto para la playa, creo que la moda de las flip flop se ha ido adaptando para todo tipo de look, incluso para hay muy buenas opciones para un look casual e ir cómodas.

       
    • On 22/1/13 7:56 p.m., Anonymous Lorena said...

      A mi me encantan los hombres con bermudas (no mas abajo de la rodilla) y Zandalias, me parece que se ven muy sexys. Es cuestion de gustos.

       
    • On 24/12/13 11:03 a.m., Blogger Tomas Torres said...

      Me parece un artículo salido de las entrañas de la más pura de las inquisiciones. El vestir hoy en día debe ser una cuestión subjetiva,individual y LIBRE. ¿Por qué alguien que no nos conoce, que ni de nuestro género es va a venir a decirnos lo que nos podemos poner? Afortunadamente los medios de comunicación permiten entender este mundo desde diferentes perspectivas para dejar atrás la cerrazón y las costumbres desusadas y arcaicas que hacen que los pueblos se mantengan estancados, sumisos y mediocres. Se critica a los gringos por venir en bermudas y chanclas; nos desgarramos las vestiduras por su atuendo..., ya quisieramos vestirnos así pero tener el país que ellos tienen, por lo tanto señores, lo de menos son los trapos que te pones, lo importante es el talento aplicado y los valores que internamente cada quien debería revisar para ser mejores personas, creo que hay temas más trascendentes que merecen nuestro análisis. Yo, mientras tanto seguiré saliendo a la calle en shorta y chanclas de hule (blancas que lavo para que no se vean sucias)que son c-o-m-o-d-í-s-i-m-a-s. No me importa si les gusta o no.

       

    Publicar un comentario

    << Back home



    wilkommen
    Bienvenidos sean todos a mi casa, la que también es de ustedes. Pasen, sigan, siéntense o acomódense donde quieran, donde más les plazca. Eso sí, recuerden que ésta es la casa de una Bailarina, por lo que el espacio más grande, hermoso y agradable es el salón de baile. Ahí, es donde paso la mayor parte del tiempo, sola o acompañada, donde soy feliz.
    LET'S COME IN, LET'S GO DANCE

    all about moi
    A little bit of narcissism won't hurt, and vanity isn't a sin.

    Una negra disfrazada de blanca, gitana por azar, nueva economista, nostálgica, melancólica, irremediablemente terca, complicada y compleja, ambivalente, acuariana según el horóscopo, amante compulsiva del blues el jazz y el bossa, bailarina innata y bailarina de salsa casino, en exceso sensible, derretida por un chocolate y un vino tinto, cantante e imitadora por hobby y alguien que empezó hace algún tiempo a descubrir quién era en realidad....

    My favorite things
    Bailar, bailar salsa casino, leer, escuchar música, cantar, hacer teatro, ir a eventos culturales, hablar basura con las personas que quiero, tener momentos a solas que me permitan interiorizar, disfrutar al lado de mi familia y estar en la red, el cine, mis amigos, los hombres, el sexo, la sexualidad, el arte...el cuerpo

    The Breath of Other
    tagboard here (where to get one)

    DEJA TU HUELLA AQUÍ




    Thanks
    designer   DancingSheep
    resources   + +
    Blogskins