recent shows
  • Wayka
  • De náuseas, exhibicionismo y demostraciones de amo...
  • Las relaciones y las longitudes de onda.
  • El club de los 7
  • Batman ascendió pero no Nolan
  • La despedida
  • ¿Chancleta o sandalia? Ni es lo mismo ni es igual
  • Yo no me llamo 11
  • Yo no me llamo 10
  • Yo no me llamo 9

  • Step Back
  • noviembre 2005
  • diciembre 2005
  • enero 2006
  • febrero 2006
  • marzo 2006
  • abril 2006
  • mayo 2006
  • junio 2006
  • julio 2006
  • agosto 2006
  • septiembre 2006
  • octubre 2006
  • noviembre 2006
  • diciembre 2006
  • enero 2007
  • febrero 2007
  • marzo 2007
  • abril 2007
  • mayo 2007
  • junio 2007
  • julio 2007
  • septiembre 2007
  • octubre 2007
  • noviembre 2007
  • diciembre 2007
  • enero 2008
  • febrero 2008
  • marzo 2008
  • abril 2008
  • mayo 2008
  • junio 2008
  • julio 2008
  • agosto 2008
  • septiembre 2008
  • octubre 2008
  • noviembre 2008
  • diciembre 2008
  • enero 2009
  • febrero 2009
  • marzo 2009
  • abril 2009
  • junio 2009
  • septiembre 2009
  • octubre 2009
  • noviembre 2009
  • diciembre 2009
  • enero 2010
  • febrero 2010
  • marzo 2010
  • abril 2010
  • mayo 2010
  • junio 2010
  • julio 2010
  • septiembre 2010
  • octubre 2010
  • noviembre 2010
  • diciembre 2010
  • febrero 2011
  • marzo 2011
  • abril 2011
  • mayo 2011
  • diciembre 2011
  • enero 2012
  • junio 2012
  • septiembre 2012
  • noviembre 2012
  • diciembre 2012
  • octubre 2013

  • credits
    layout: detonatedlove♥
    pictures: ohhspontaneityy
    stocks: _excentric_
    enero 29, 2008   13:03

    “Es que no somos es nada”, “No hay cosa más fea que un hombre viejo”, “Los años no llegan solos”, “Los años no pasan en vano” “Es que uno viejo es un estorbo” y un sinnúmero de frases que he venido escuchando a lo largo de mi vida acerca de la vejez, de lo dura, horrible y terrible que es la “ESPANTOSA VEJEZ”; incluso la palabra viejo per se es horrible, ahora se les llama “Adultos de la tercera edad” “Adultos Mayores”, ni siquiera ancianos y yo me pregunto por qué, por qué viejo o anciano es peyorativo; peor aún, por qué ser viejo o anciano es malo; ¿No es acaso ese el fin último de los animales y las plantas? La vejentud, al igual que la niñez, la adolescencia y la adultez es una etapa de la vida, tan digna y hermosa como las otras, con sus bemoles sí, pero digna y creo que maravillosa; como también creo que hemos llevado a los ANCIANOS a vivir sus último años de vida, de manera miserable, triste, solitaria, apartada y sin opciones.

    Los he conocido de muchos “pelambres”: locos, activos, depresivos, solos, lúcidos, con demencia senil, atractivos aún, cuenteros, solitarios, callados, felices, arrugados, chiquitos, con cajas o sin ellas –o sin dientes- enfermos, sanos, canos, calvos, tinturados, chistosos, gruñones, complicados, descomplicados, tullidos, ciegos, sordos, altos, pensadores, amorosos, antipáticos, modernos o anticuados, pero todos ancianos finalmente y dignos de respeto y de admiración y es seguro que cada uno de nosotros llegará a ser uno de estos, o tal vez, algún otro.

    Tengo a mis 4 abuelos vivos y en realidad eso me da cierto placer. Sin embargo, mis abuelos maternos no sólo son más viejos que mis abuelos paternos, sino que también son más enfermos y su vejez no ha sido cómoda en lo más mínimo. Mi abuelo materno es un hombre fuerte, recio, de unos lindos ojos azules y con una memoria que cualquiera envidiaría; excepto una caída que tuvo hace 4 años que lo obligó a usar caminador, nunca he visto a mi abuelo en “mal estado de salud” a pesar de que es hipertenso.

    Sin embargo, en diciembre del año pasado enfermó gravemente. Mi tíos pensaban que de esa no salía y estuvo 15 días en la clínica. Una grave infección en los alvéolos le estaba restando vida y él, que ha sido tan fuerte y tranquilo se vio morir. Lloró cuando vio a dos de sus hijos que fueron a visitarlo a la clínica –nunca había sabido de alguna lágrima de él- y tuvo miedo. Cuando fui con mi mamá a visitarlo me sentí choqueada; verlo dormido, con su carita y ojos apagados, con la vitalidad en el suelo, lleno de sondas y sin poder respirar bien, fue una imagen no muy agradable para mí…y fue ahí cuando conocí la fragilidad del ser y no quise pensar más.

    Ahora está mi abuelita en la clínica, su situación es mucho peor que la de mi abuelo porque tiene muchas complicaciones de carácter urgente, es muy difícil tratarla y dado el mal estado de salud que ha llevado durante tanto tiempo y su mala alimentación, las drogas no le hacen efecto y sus recaídas son cada vez más fuertes. Al igual que con mi abuelo, llegar a la clínica y verla, me hizo recordar mi condición de fragilidad, de poquedad, de que soy una micronésima parte en un TODO inmenso que no conozco y que me asusta…y pienso de nuevo mi mala relación con la vejez, que no la conozco, que le temo, que me han presentado el lado feo de su cara pero sé que tiene otro que es mejor; y pienso qué mal hemos tratado a la vejez y a sus viejos y lo insoportable que puede llegar a ser si no la preparo desde ya.

    Etiquetas: , , , ,







    wilkommen
    Bienvenidos sean todos a mi casa, la que también es de ustedes. Pasen, sigan, siéntense o acomódense donde quieran, donde más les plazca. Eso sí, recuerden que ésta es la casa de una Bailarina, por lo que el espacio más grande, hermoso y agradable es el salón de baile. Ahí, es donde paso la mayor parte del tiempo, sola o acompañada, donde soy feliz.
    LET'S COME IN, LET'S GO DANCE

    all about moi
    A little bit of narcissism won't hurt, and vanity isn't a sin.

    Una negra disfrazada de blanca, gitana por azar, nueva economista, nostálgica, melancólica, irremediablemente terca, complicada y compleja, ambivalente, acuariana según el horóscopo, amante compulsiva del blues el jazz y el bossa, bailarina innata y bailarina de salsa casino, en exceso sensible, derretida por un chocolate y un vino tinto, cantante e imitadora por hobby y alguien que empezó hace algún tiempo a descubrir quién era en realidad....

    My favorite things
    Bailar, bailar salsa casino, leer, escuchar música, cantar, hacer teatro, ir a eventos culturales, hablar basura con las personas que quiero, tener momentos a solas que me permitan interiorizar, disfrutar al lado de mi familia y estar en la red, el cine, mis amigos, los hombres, el sexo, la sexualidad, el arte...el cuerpo

    The Breath of Other
    tagboard here (where to get one)

    DEJA TU HUELLA AQUÍ




    Thanks
    designer   DancingSheep
    resources   + +
    Blogskins