recent shows
  • Wayka
  • De náuseas, exhibicionismo y demostraciones de amo...
  • Las relaciones y las longitudes de onda.
  • El club de los 7
  • Batman ascendió pero no Nolan
  • La despedida
  • ¿Chancleta o sandalia? Ni es lo mismo ni es igual
  • Yo no me llamo 11
  • Yo no me llamo 10
  • Yo no me llamo 9

  • Step Back
  • noviembre 2005
  • diciembre 2005
  • enero 2006
  • febrero 2006
  • marzo 2006
  • abril 2006
  • mayo 2006
  • junio 2006
  • julio 2006
  • agosto 2006
  • septiembre 2006
  • octubre 2006
  • noviembre 2006
  • diciembre 2006
  • enero 2007
  • febrero 2007
  • marzo 2007
  • abril 2007
  • mayo 2007
  • junio 2007
  • julio 2007
  • septiembre 2007
  • octubre 2007
  • noviembre 2007
  • diciembre 2007
  • enero 2008
  • febrero 2008
  • marzo 2008
  • abril 2008
  • mayo 2008
  • junio 2008
  • julio 2008
  • agosto 2008
  • septiembre 2008
  • octubre 2008
  • noviembre 2008
  • diciembre 2008
  • enero 2009
  • febrero 2009
  • marzo 2009
  • abril 2009
  • junio 2009
  • septiembre 2009
  • octubre 2009
  • noviembre 2009
  • diciembre 2009
  • enero 2010
  • febrero 2010
  • marzo 2010
  • abril 2010
  • mayo 2010
  • junio 2010
  • julio 2010
  • septiembre 2010
  • octubre 2010
  • noviembre 2010
  • diciembre 2010
  • febrero 2011
  • marzo 2011
  • abril 2011
  • mayo 2011
  • diciembre 2011
  • enero 2012
  • junio 2012
  • septiembre 2012
  • noviembre 2012
  • diciembre 2012
  • octubre 2013

  • credits
    layout: detonatedlove♥
    pictures: ohhspontaneityy
    stocks: _excentric_
    enero 21, 2010   16:39

    Este es el momento de recuperar la conexión con nuestra fuerza intuitiva, con nuestro poder de adaptabilidad, que es la habilidad de liberar el sometimiento, la culpa y las heridas de la dominación.

    El arquetipo de Hipólita nos remite hoy a canalizar el valor, el coraje y la astucia femenina de una manera constructiva y liberadora. Es necesario mira y reconocer nuestro dolor, y desde la “inteligencia del corazón” recupera la dignidad, el fuego interior y la alegría que nos permitan cortar los lazos generacionales del dolor, manipulación y dominio.

    Existieron en la antigüedad diosas como Hipólita, que llegaron al extremo de vivir aislada y utilizar a los hombre s únicamente para conservar su especia; su actitud fue la reacción extrema a heridas generacionales, a ofensas y tiranías que las llevaron al aislamiento.

    Etiquetas: , ,





    enero 14, 2010   16:38


    Cada acontecimiento o circunstancia llega a nuestra vida con una lección espiritual que nos da elementos para transformar los sucesos negativos en positivos, aprender el valor de la adversidad y convertir en oportunidades luminosas los momentos de confrontación.

    Existen pequeñas grandes cosas que están a nuestro servicio y a las que debemos responder con armonía. Cuidar la casa, las personas, animales y objetos que la habitan, preparar los alimentos con tanto amor como quien realiza un ritual, son actos aparentemente simples y rutinarios pero llenos de significado. Ofrendemos en gratitud el regalo de estos dones.

    Con su fuego, Vesta nos recuerda que podemos acompañar con nuestro poder creativo, con nuestro sentido de protección y la supervivencia, los momentos más imprevistos que nos toque afrontar.

    Etiquetas: , ,





    enero 08, 2010   10:05

    Anoche me pasó una cosa rarísima...Llevo muchos días son dormir...o mejor, sin descansar porque dormir en el sentido estricto sí. El cerebro no para de funcionar, mil imágenes de cosas se atraviesas al igual que pensamientos y sentimientos. Hace unas noches tuvo unos flashbacks muy raros, de cosas que había sucedido hacía poco o hacía mucho y que nada tenían que ver las unas con las otras, salvo que pertenecen a mi pasado y empecé a sentirme algo ahogada, me desperté sobresaltada porque pensé que me estaba ahogando en realidad. No había sudor, ni palpitaciones fuertes, solo había una especie de tristeza/nostalgia extraña por lo que había visto en mi cerebro y porque no sabía qué era lo que había activado tales recuerdos.

    Anoche fue peor...anoche vinieron a caudales un sinfín de situaciones, viejas, no tan viejas y actuales, eran como fantasmas que quisieran comerme. Y es que eso son...fantasmas. No voy a hablar aquí de qué porque los temas son siempre los mismos, de los mismos que he hablado en lo que tiene de vida este diván virtual, las situaciones reinciden aunque con distintos personajes y siempre la misma actriz. Empecé a sentir el mismo ahogo...quería salir del cuarto pero no estaba en mi casa, quería salir a la calle a respirar porque de pronto ahí respiraba mejor (lo que hubiera sido una locura porque seguro pesco un catarro y me tiro el paseo) y empecé a llorar desconsolada. No tengo idea de qué fue lo que me pasó o qué fue lo que sentí pero fue horrible y la cosa más espeluznante fue que por primera vez, la palabra suicidio se cruzó por mi frente y me sentí como una loca en un manicomio, porque no es que en realidad piense en el suicido como algo deseado, pero pensé que podía ocurrir aún contra mi voluntad. Sentí miedo en ese momento de estar sola, mucho, nunca antes lo había sentido. Sentí miedo como lo siento ahora, tengo miedo de estar sola porque no sé qué pueda pasar. Y de pronto he pesando que de lo que tengo miedo es de vivir...y eso me aterra más

    Etiquetas: , , , , ,





    enero 03, 2010   07:18

    Hay un punto en la vida de cada ser humano donde hay un quiebre, donde sucede algo que hace que él abra los ojos y vea más allá de lo evidente, que su perspectiva esté más clara y nítida que nunca y todas sus dudas empiecen a disiparse como por arte de magia. Como es lógido suponer, este quiebre no es ni fácil, ni indoloro ni rápido, o tal vez sí, el momento del quiebre como tal sí porque es solo un instante, pero lo que hay antes y después del él no. Pues bien, yo estoy exactamente así, justo a un segundo del quiebre del que todo cambiará.

    No voy a decir que este año fue mejor o peor entre otras cosas porque decir eso me parece una bobada, entre otras cosas, porque yo soy una convencida de que uno tiene que vivir lo que tiene que vivir para aprender a vivir mejor, no con los demás, sino con uno mismo, así que si toca comer mierda pues se come mierda porque no hay de otra y si por esa razón usted dice que fue un año espantoso, piénselo un poco mejor, seguro que entre la mierda usted aprendió lecciones maravillosas de vida.

    Ahora, no estoy diciendo que es que se deba vivir siempre miserablemente y agradecer por ello; una cosa es tener dificultades y otra cosa ser un miserable, hay gente que aparentemente lo tendría todo para ser feliz y, sin embargo, es miserable, no se trata de lo que se tiene sino de cómo se vive. Y aquí entre nos, yo pienso que las dificultades son las que nos mantienen en el piso, las que ayudan a crecer y nos recuerdan qué y quiénes somos, por eso son buenas, por eso existen.

    Este año fue duro emocionalmente hablando. Tuve muchas contradicciones, peleas, disgustos, llantos, desazones, las más duras conmigo misma, había mucho desorden, estuve muy conflictuada (repito, conmigo)había mucho caos. A diferecia del año pasado que fue duro porque me tocó trabajar mucho, pues no hice sino eso: trabajar. Por lo que no tuve tiempo para muchas otras cosas en realidad. Pero este año fue distinto, empezó lleno de conflicto y así siguió. Hubo conflicto con las personas sí, pero es que yo estaba en conflicto conmigo misma. Trataba de pensar en las palabras que Diana me decía acerca de que uno vive las cosas que tiene que vivir y que no se termina hasta que uno no esté preparado y que hay que pedir lo que uno necesita que no es siempre lo que uno quiere. Eso me ayudó en muchas ocasiones a mantenerme en pie y hoy estoy firmemente convencida de ello.

    Tuve un trabajo que no me gustaba en nada y que nada tenía que ver con lo mío, además del enorme esfuerzo físico que me dejó 5 kilos más liviana, la convivencia entre mi mamá y yo empezó a hacerse insoportable a ritmos crecientes hasta que hubo un fuerte estallido el 24 de diciembre, acomodarme a la ciudad aún no ha sido fácil porque su dinámica y la mía son contrarias pero tendré que hallar el modo y finalmente hacer de mi relación con Germán algo armonioso ha costado esfuerzos ingentes porque somos tan distintos que rara vez tiramos para el mismo lado, y del esfuerzo empiezan a asomarse pequeños frutos.

    Y como lo cuenta el dicho "para purificar el oro, hay que pasarlo por fuego" pues luego de todo esto caos interior, mi oro ya va purificando y atrás todo lo que no lo dejaba ser. La principal pureza que asoma es mi real y genuina adultez, es la primera vez desde los 18 que me siento auténticamente adulta porque solo hasta ahora me vine a dar cuenta que no lo era. El haber sido una hija única malcriada y consentida no me permitió crecer como debía y el rezago de la niña a la que todo se le da gusto, a la que todo se le hace y por la que todos corren siguió latente hasta ahora (mal, hermano mal) y el hecho de asumir mi adultez genera otra serie de cambios en mí maravillosos.

    Por primera vez, soy capaz de tomar decisiones importantes de mi vida de manera seria, sensata y autónoma. No tengo que consultar a alguien ni contar con su aprobación (o terminar haciendo lo que otros sugieren) y eso, ha sido gracias a la soledad de la que siempre hablo (y que todos odian y que me critican y que ha sido dura a veces) porque el estar sola en las cosas importantes de mi vida, me ha obligado a encargarme de mí misma y a tomar las riendas de mi propio destino...y me he dado cuenta que no es tan difícil como pensaba y se siente rico. El tomar esas decisiones también ha implicado tomar riesgos que antes no era capaz de tomar, ha hecho que me lance en pos de cosas que quiero que no están 100% seguras...empiezo a pensar como una adulta y tal vez, eso ayude a mejorar mi relación con la ciudad.

    Decidí ir tras la maestría, aunque aún no sé muy bien de dónde saldrá el dinero para ello. Creo que ya estoy lista para irme de la casa y tomar mi propio y verdadero rumbo. Estoy planeando
    a corto y mediano plazo con el Hígado sin saber muy bien cómo o de dónde. Empiezo a preocuparme menos por el dinero (no porque sea tacaña sino porque no tengo mucho) que es escaso porque tengo fé de que saldrá de algún lado. He dejado de vivir de añoranzas y botado cuanta cosa tengo guardada por "bonita" que hace estorbo y guarda polvo.

    Espero que este año empiecen a consolidarse cosas, no que se me den, pero sí al menos que me indiquen que voy por un camino y que algún día se cristalizarán.

    Etiquetas: , , , , , , , , ,







    wilkommen
    Bienvenidos sean todos a mi casa, la que también es de ustedes. Pasen, sigan, siéntense o acomódense donde quieran, donde más les plazca. Eso sí, recuerden que ésta es la casa de una Bailarina, por lo que el espacio más grande, hermoso y agradable es el salón de baile. Ahí, es donde paso la mayor parte del tiempo, sola o acompañada, donde soy feliz.
    LET'S COME IN, LET'S GO DANCE

    all about moi
    A little bit of narcissism won't hurt, and vanity isn't a sin.

    Una negra disfrazada de blanca, gitana por azar, nueva economista, nostálgica, melancólica, irremediablemente terca, complicada y compleja, ambivalente, acuariana según el horóscopo, amante compulsiva del blues el jazz y el bossa, bailarina innata y bailarina de salsa casino, en exceso sensible, derretida por un chocolate y un vino tinto, cantante e imitadora por hobby y alguien que empezó hace algún tiempo a descubrir quién era en realidad....

    My favorite things
    Bailar, bailar salsa casino, leer, escuchar música, cantar, hacer teatro, ir a eventos culturales, hablar basura con las personas que quiero, tener momentos a solas que me permitan interiorizar, disfrutar al lado de mi familia y estar en la red, el cine, mis amigos, los hombres, el sexo, la sexualidad, el arte...el cuerpo

    The Breath of Other
    tagboard here (where to get one)

    DEJA TU HUELLA AQUÍ




    Thanks
    designer   DancingSheep
    resources   + +
    Blogskins