recent shows
  • Wayka
  • De náuseas, exhibicionismo y demostraciones de amo...
  • Las relaciones y las longitudes de onda.
  • El club de los 7
  • Batman ascendió pero no Nolan
  • La despedida
  • ¿Chancleta o sandalia? Ni es lo mismo ni es igual
  • Yo no me llamo 11
  • Yo no me llamo 10
  • Yo no me llamo 9

  • Step Back
  • noviembre 2005
  • diciembre 2005
  • enero 2006
  • febrero 2006
  • marzo 2006
  • abril 2006
  • mayo 2006
  • junio 2006
  • julio 2006
  • agosto 2006
  • septiembre 2006
  • octubre 2006
  • noviembre 2006
  • diciembre 2006
  • enero 2007
  • febrero 2007
  • marzo 2007
  • abril 2007
  • mayo 2007
  • junio 2007
  • julio 2007
  • septiembre 2007
  • octubre 2007
  • noviembre 2007
  • diciembre 2007
  • enero 2008
  • febrero 2008
  • marzo 2008
  • abril 2008
  • mayo 2008
  • junio 2008
  • julio 2008
  • agosto 2008
  • septiembre 2008
  • octubre 2008
  • noviembre 2008
  • diciembre 2008
  • enero 2009
  • febrero 2009
  • marzo 2009
  • abril 2009
  • junio 2009
  • septiembre 2009
  • octubre 2009
  • noviembre 2009
  • diciembre 2009
  • enero 2010
  • febrero 2010
  • marzo 2010
  • abril 2010
  • mayo 2010
  • junio 2010
  • julio 2010
  • septiembre 2010
  • octubre 2010
  • noviembre 2010
  • diciembre 2010
  • febrero 2011
  • marzo 2011
  • abril 2011
  • mayo 2011
  • diciembre 2011
  • enero 2012
  • junio 2012
  • septiembre 2012
  • noviembre 2012
  • diciembre 2012
  • octubre 2013

  • credits
    layout: detonatedlove♥
    pictures: ohhspontaneityy
    stocks: _excentric_
    febrero 12, 2008   19:41

    Ayer, por primera vez desde que decidí partir, lloré. Ahora luego de eso, lloro en todas partes; mientras voy por la calle, en el super, viendo la tele, hablando por phone, o simplemente mientras me quedo dormida…y ni hablar de cuando estoy empacando; esa es la peor parte.

    El detonante del llanto: una bobada, un almanaque que Santi no quiso recibirme que porque era mío, era para mí y nadie más que yo lo apreciaría (el almanaque es de Tango Vivo y tiene unas fotografías hermosísimas), así que lo abracé y en ese momento se me vinieron las lágrimas y comprendí por primera vez, desde que decidí partir, que era en serio, que no había vuelta atrás, que me había contenido por mucho tiempo y que acababa de abrir una puerta que difícilmente cerraría y él sólo atinó a decirme “tranquila, todo va a estar bien” y sí, sé que todo va a estar bien pero no dejo de sentirme triste. Una cosa, es lo que la cabeza diga, pero el corazón igual se sigue arrugando.

    Y se arruga por muchos motivos, muchos de ellos con nombre propio
    Marce
    Ana Jáuregui
    Ana Rodríguez
    Ana Llanos
    Andrea
    Víctor
    Boris
    Pili
    Carmenza y las niñas
    Tía Adri
    Jaime
    Clauyines
    Fabián
    Rocco
    Everardo
    Jeje
    Lina Ropain
    Tía Ruth
    Johanna
    Ojos de Perro Azul
    Ana Oliva
    Santi
    Rucafé
    Univalle




    febrero 10, 2008   19:35

    Lo vi pasar y le grité al llamarlo. Me dio mucha emoción verlo después de tanto tiempo. Fue un saludo caluroso, apretado, efusivo. Le dije que partía dentro de pocos días para la ciudad que está 2.600 mts más cerca de las estrellas y él se sorprendió y fue ahí cuando supe, que la partida iba a ser más dolorosa de lo que esperaba. Me dijo "las rumbas nunca son lo mismo sin ti S, para ti nada va a cambiar, para nosotros sí"

    Dolor en el pecho, frío en los brazos, el corrientazo en el vientre y los ojos aguados y una leve sensación de que algo se me iba, de que estaba perdiendo algo pero no supe qué era.




    febrero 05, 2008   13:27

    Ayer fue un día bastante especial. Era un martes pero no uno cualquiera, de hecho lo sentía como si fuera un perezoso domingo muy soleado, lento, amable y tranquilo. Fui a almorzar a casa de unos amigos muy queridos por invitación de ellos, la excusa, conocer a Matilda su pequeña y linda Pug de casi 3 meses. Andre cocinó una pasta deliciosa mientras Vik se dedicaba a molestar a Mati con una rana que yo le había llevado. Estuvimos hablando sobre nuestros planes en el futuro y lo que iba a pasar con nosotros, para los 3 esta es una época de decisiones importantes, de cambios; Andre tomó una decisión muy importante hace poco y yo acabo de hacer lo mismo. Fue difícil para mí hacerlo, pero había que hacerlo y lo hice y las dos últimas semanas no han sido nada fáciles.

    Había quedado en la tarde de verme con Marce en Palmetto Plaza y me invitó a cine. Por decisión unánime vimos The Bucket List y supe que no podía estar mejor acompañada viéndome esa belleza de película; es increíblemente emotiva y no podía evitar sentirme tocada por ella. Empecé a pensar en la muerte, no la mía, sino la muerte como fenómeno natural, si me gustaría saber el día exacto en que ella llegaría y pensé en todo aquello que nos perdemos en la vida y de la vida. Y pensé…pensé en que pronto tendré 25 y no supe en qué momento se me han pasado los últimos 7 años de mi vida, se me fueron como espuma, suaves, ligeros y sin sentirlos. Y dejé de hacer muchas cosas, me perdí de otras tantas, dejé pasar oportunidades y en otras ocasiones he dejado de vivir.

    The Bucket List me sensibilizó y aprendí varias lecciones. Pensé, que a pesar de que la vida es dura y a veces difícil –y otras muy difícil- también es maravillosa y el único propósito era gozársela y ser feliz.

    Esta madrugada recibimos la llamada esperada pero temida; mi abuelita había muerto entre las 2 y 3 de la mañana y a partir de ese momento, todo cambió en la vida de cada uno de nosotros.

    No supe si la película fue una antesala, una preparación o una simple coincidencia de esas que a veces se dan; pero la partida de mi abuela, junto con todo lo que tenía en la cabeza era una combinación explosiva.

    Aceptar la muerte para nuestra cultura es algo difícil, nunca nos preparamos para su llegada y por eso se convierte en un episodio traumático…pienso que parte del cuento de no saber vivir hace que tampoco sepamos aceptar la muerte y su llegada.

    Mi abuela dio un adiós definitivo y partió de este mundo –como dicen los curas-. Yo también estoy dando mi adiós, que aunque no es definitivo es igualmente doloroso, y con mi partida se queda un pedazo de mí en los que se quedan y se va un pedazo de sus vidas conmigo.

    Adiós, partidas, despedidas, la muerte como símbolo de cambios profundos y radicales, el miedo de enfrentar lo desconocido y la esperanza de que adelante, siempre, habrá algo mucho mejor.

    Etiquetas: , ,







    wilkommen
    Bienvenidos sean todos a mi casa, la que también es de ustedes. Pasen, sigan, siéntense o acomódense donde quieran, donde más les plazca. Eso sí, recuerden que ésta es la casa de una Bailarina, por lo que el espacio más grande, hermoso y agradable es el salón de baile. Ahí, es donde paso la mayor parte del tiempo, sola o acompañada, donde soy feliz.
    LET'S COME IN, LET'S GO DANCE

    all about moi
    A little bit of narcissism won't hurt, and vanity isn't a sin.

    Una negra disfrazada de blanca, gitana por azar, nueva economista, nostálgica, melancólica, irremediablemente terca, complicada y compleja, ambivalente, acuariana según el horóscopo, amante compulsiva del blues el jazz y el bossa, bailarina innata y bailarina de salsa casino, en exceso sensible, derretida por un chocolate y un vino tinto, cantante e imitadora por hobby y alguien que empezó hace algún tiempo a descubrir quién era en realidad....

    My favorite things
    Bailar, bailar salsa casino, leer, escuchar música, cantar, hacer teatro, ir a eventos culturales, hablar basura con las personas que quiero, tener momentos a solas que me permitan interiorizar, disfrutar al lado de mi familia y estar en la red, el cine, mis amigos, los hombres, el sexo, la sexualidad, el arte...el cuerpo

    The Breath of Other
    tagboard here (where to get one)

    DEJA TU HUELLA AQUÍ




    Thanks
    designer   DancingSheep
    resources   + +
    Blogskins